cine

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO: ODA A LA PATERNIDAD

CUESTION DE TIEMPO 3A priori «Una cuestion de tiempo» puede parecer una comedia romántica al uso, pero eso es solo el envoltorio. En mi opinión esconde dentro una hermosa alabanza a las relaciones entre padres e hijos. El director Richard Curtis acierta con los personajes y apela a los sentimientos, al igual que hizo en el guión de «Cuatro Bodas y un funeral», «Notting Hill» o «Love Actually».  Aquí se centra en tres de los personajes y, aunque no es tan coral como sus anteriores éxitos, también hace brillar a los secundarios.

BILL NIGHYEl trío principal realiza interpretaciones creibles y carismáticas. La película gana sobre todo en las secuencias de Bill Nighy, actor británico con más de 40 pelis en su currículum. Pero también funciona la química que se palpa entre, Rachel McAdams, siempre correcta en este tipo de papeles, y el hasta ahora desconocido Domhnall Gleeson.

UNA CUESTION DE TIEMPO 2El argumento se sustenta en torno a un «perdedor» de 21 años al que su padre desvela que todos los hombres de la familia tienen la capacidad de viajar en el tiempo. A partir de aquí la trama podría haber girado hacia la ciencia ficción, pero en este caso se centra en el amor: a la pareja, a los padres y a los hijos. Tiene claras inspiraciones de «Atrapado en el tiempo», la legendaria película de Bill Murray, pero va más allá. Consigue tocar la fibra sensible, sin ser empalagosa. Y dura solo dos horas, algo de agradecer últimamente.

Al fin y al cabo, cine sin demasiadas pretensiones, pero que deja muy buen sabor de boca  y hace plantearse algunas cuestiones sobre la vida.

LA LENTA MUERTE DEL CINE

CINEDa mucha pena lo que está pasando con el cine. Las salas se vacían y todo apunta a una lenta muerte. Por lo menos del cine como lo concebimos ahora de ir a la taquilla, pagar 7 euros y entrar a ver la peli. Y es que creo que una de las soluciones puede pasar por lo que han hecho en una sala de Barcelona implantando tarifa plana para ver todas las películas al año por 30 euros. Que ha sido todo un éxito

MULTICINES RECORTADOEn Estados Unidos han probado otras fórmúlas como entradas VIP a precio de oro, en las que ofrecen ver la pelí dos días antes del estreno. Además recibes un pack de regalos que incluye póster, una bolsa de palomitas y gafas 3D. Creo que esa no es la solución y estoy seguro de que aquí no funcionaría porque no veo a los españoles dispuestos a pagar ese dineral por una sola sesión.

DOCU_GRUPO PROTESTA EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOSAdemás, aquí tenemos otro handicap y es el descrédito del cine patrio: a veces con razón y otras veces, no.
Se han hecho muy buenas películas, pero también se han producido un puñado de bodrios, subvencionados encima por instituciones públicas. Además algunos actores, como Willy Toledo, se han dedicado más a significarse politicamente que a su profesión.

Y hay otro factor que creo juega en contra de los cines y es que las series de televisión cada vez tienen más calidad. Cada capítulo dura 50 minutos, te enganchas rápido y las ves gratis en casa. Aunque tal vez con las series se puedan volver a llenar salas. Porque ¿quién no pagaría por ver, por ejemplo, «Juego de Tronos» en pantalla grande y con buen sonido? Eso sólo el tiempo lo dirá.

EL BAILE DE WILL SMITH

WILL SMITH BAILANDOHay muy pocos actores que entiendan tan bien el mundo del espectáculo como «Will Smith». Sabe perfectamente que el éxito de una película no sólo depende de la calidad de la peli, sino también de cómo la vendas. En España le hemos visto ya tres veces dejándose la piel con Pablo Motos en «El hormiguero»,  y ahora ha hecho algo parecido en la BBC. Pero allí, además, ha rememorado una de las secuencias míticas de «El príncipe de Bel Air» junto al actor que daba a vida a Carlton Banks.

Aquí, los actores van a desgana a los programas y contestan a los periodistas con el piloto automático porque les parece que eso no es parte de su trabajo. Ocurre también con los jugadores de fútbol. Piensan que a ellos les pagan sólo por dar patadas a un balón, cuando en realidad se deben a los aficionados y deberían conceder entrevistas personalizadas o pararse a firmar autógrafos por costumbre.

SANTIAGO SEGURATal vez de los pocos que sepan en nuestro país de la importancia del marketing, sea Santiago Segura. Promociona durante meses sus películas y ha conseguido con un producto de calidad ínfima, como «Torrente», que cada nueva entrega de la saga bata records de recaudación en taquilla.

RODRÍGUEZ (SUGAR MAN): UN HOMBRE DULCE

RODRIGUEZ 2Algunos califican a Rodríguez como el mejor cantautor de la historia, y eso que hasta hace muy poquito sólo era conocido en Sudáfrica. Pero la magia del cine ha hecho que, entre otras cosas, la canción principal del documental “Searching for Sugar Man” se haya convertido en todo un éxito y tenga más de un millón de visitas en youtube.

Este tema, junto con el resto de la banda sonora, provoca que durante 86 minutos estés en una especie de hipnósis, atrapado por la música y, sobre todo por la increíble historia de este estadounidense hijo de inmigrantes mejicanos.
Es complicado que un documental llegue a proyectarse en  salas de cine comerciales y, por suerte, éste ha sido el caso de “Searching for sugar man”. Ganadora del Oscar a mejor película documental en 2013, engancha desde el minuto 1.

Un verdadero ejemplo de información dosificada a lo largo de todo el metraje, que te atrapa y que hace que no puedas despegarte de la butaca (al estilo de «Blackfish», documental del que hemos hablado en este blog)
Pero no quiero destripar nada o, como dicen ahora los modernos, no voy a meter ningún “spoiler”, así que sólo me queda recomendar la apasionante vida del «señor de azucar», Sixto Rodríguez.