Televisión

FESTVAL: TERMÓMETRO DE LA TELE PATRIA

ALBAÑIL RECORTADA

Antonio Hernández, presentador de “Constructor a la fuga”

El festival de tele de Vitoria lleva sólo siete ediciones pero ya se ha convertido en el termómetro de la televisión en España. Este año se han presentado allí numerosas propuestas interesantes. Por ejemplo “Constructor a la fuga”, programa de “la Sexta” en el que van a perseguir a los promotores que dejaron pufos en nuestro país durante los años de burbuja inmobiliaria . Pero no sólo eso, además arreglarán las chapuzas que éstos dejaron. Mejorarán casas con goteras o aquellas que fueron construidas con materiales de mala calidad y se están cayendo a pedazos. El presentador es Antonio Hernández, albañil con más de 20 años de experiencia, que es un auténtico crack. Un docureality que puede funcionar porque cuadra con  la linea editorial de denuncia que llevan en “La sexta“. Llama la atención sobre todo la empatía y la frescura del presentador, en contraposición con un Chicote al que estos días se ha visto cansado por el festival. Es de esos personajes televisivos a los que han quemado en Atresmedia por avaricia, haciendo que enlace proyecto tras proyecto: de “Pesadilla a la Cocina”, a “Top Chef”, pasando por “El precio de los alimentos”. Eso ha hecho que pierda frescura y eso no sólo se note en pantalla si no también en entrevistas, donde responde con el piloto automático.

RUBEN CORTADA

Ruben Cortada

El “Festval” también demuestra que las ficciones nacionales no están en mala forma. Se han presentado “Carlos rey Emperador”, “Apaches”, “Mar de Plástico” u “Olmos y Robles”. “Apaches” por ejemplo ha dejado un sabor agridulce. Tiene su sello propio y buenas actuaciones, sobre todo la de Eloy Azorín. Pero es una apuesta arriesgada para televisión ya que juega con flashback y tiene una factura diferente a lo que se suele ver en series españolas. Gustó, pero no sé si triunfará entre un público de masas por su lento ritmo. En cambio, “Olmos y Robles“, que me pareció simplona, recibió grandes aplausos en la premiere. Posiblemente gracias a la presencia de Ruben Cortada, conocido por interpretar a Faruq en “El principe“. Un actor malísimo, con penosa dicción, al que aquí utilizan casi como hombre-objeto. De hecho han limitado sus frases de guion al máximo lo que hace que Pepe Viyuela, en estado de gracia, se lo coma con patatas.

Llamó mucho la atención cómo en la alfombra roja del festival, Mario Vaquerizo fuese uno de los más ovacionados. Mucho más que grandes actores o incluso que su mujer,  Alaska. Supongo que a estas alturas a ella le resbala este hecho pero es el reflejo de la cultura de nuestro país. Y es que Alaska lleva más de 30 años de profesión y Mario es conocido sólo por ser “el marido de…”. Independientemente de eso, su programa ha llegado ya a la cuarta temporada. Un producto muy bien elaborado, que cumple su función de entretenimiento. Sobre todo porque busca el histrionismo de los personajes.

ALFOMBRA NARANJA

Mario Vaquerizo en la alfombra naranja del “Festval”

Por último destacar un formato del canal temático A&E, que ha apostado por una produccion propia. Se trata de “Be bike”, según sus creadores el único programa del mundo dedicado exlcusivamente al mundo de las bicis. La verdad es que el plantemiento es atractivo. Cuatro apasionados que trabajan en una tienda de Barcelona donde arreglan y customizan todo tipo de bicicletas. Por ahora han grabado seis capitulos y en cada uno de ellos se muestra el proceso de arreglo de esas bicis y la alegria de los clientes cuando ven el trabajo finalizado.

Así que un año más, ha sido un placer descubrir novedades en el festival de Vitoria. ¡Volveremos el año que viene!

¿SE DESINFLA “TRUE DETECTIVE”?

Se ha escrito muchísimo sobre la primera temporada de “True Detective” y muy poco sobre la segunda. De hecho es difícil encontrar gente con la que debatir sobre esta segunda entrega. Todavía no sé si se trata de otra obra maestra o es una temporada más. Estoy todavía en el cuarto capítulo y esperaré a que acabe para hacer valoración global. Por un lado me gusta el hecho de que sean cuatro los protagonistas principales. Evidentemente se echa de menos al Rust Cohle interpretado por Mathew McConaughey. Era un personaje hipnótico. Uno de los principales artífices del éxito de la primera parte. Y Woody Harrelson también rayaba a un gran nivel. Por eso, para compensar el listón tan alto que dejaron, han optado por un cuarteto. Rachel McAdams, acompañada por Collin Farrel, Vince Vaugh y un desconocido Taylor Kitsch. La actriz está muy bien en su papel de detective atormentada . Salvando las distancias, ha llevado caminos paralelos en su carrera a los de McConaughey: ha pasado de comedias pastelonas a papeles con aristas. De hecho aquí todos los personajes están otra vez mortificados. Y ese es uno de los grandes alicientes de la serie.

TRUE DETECTIVE 2

El escenario no es tan hipnótico como en la primera, pero la ciudad de Vinci sirve muy bien como alegoría de los defectos de la sociedad moderna: avaricia, corrupción, falta de valores o egoismo. Habla además de temas universales como la amistad, el matrimonio o la homosexualidad. En “True detective” 2 cabe todo. Quizá demasiado. Es recargada. Muy barroca. Ya no hay tanta capacidad de sorpresa y por eso no es tan redonda. La presión de intentar igualar a la primera hace que cojee. Pero aún con todo, una vez que acabe, confío en que dejará un buen sabor de boca.

LA SEXTA: CATAPULTA POLÍTICA

Vicesecretario de comunicacion del partido popular

Pablo Casado

Si eres político y quieres llegar alto, tienes que aparecer en “La Sexta“. Sobre todo en “La sexta noche“. Sentarse en uno de sus sillones es sinónimo de éxito. Da igual que seas de izquierdas o de derechas. Ahí se curtió Pablo Iglesias. Se hizo famoso Antonio Carmona. Y más recientemente ha sido Pablo Casado el que ha conseguido llegar a un puesto de relevancia en el Partido Popular después de aparecer semana tras semana en el programa. El nuevo vicesecretario de comunicación del PP ha sabido, de manera muy inteligente, transmitir imagen moderada de si mismo. Y esto ha llevado a Rajoy a elegirle. Está claro que se trata de un giro al centro que interesa de cara a las elecciones y Casado ha aprovechado  muy bien el altavoz que le puso el programa de Iñaki López.

La relación entre “La sexta” y los políticos es simbiótica. Está claro que ambas partes se benefician. Como esos párasitos, que aunque sean diferentes, son capaces de sacar provecho el uno del otro. La evolución de esta cadena, ahora propiedad del grupo Atresmedia, ha sido sorprendente. Nació como la tele del fútbol. Con el inefable Patxi Alonso y el “crack” Andrés Montes, que en paz descanse, como rostros reconocibles. Era la cadena del “tiki taka” y poco más. De esta manera llegaban a un público muy concreto, el futbolero, y desdeñaban el resto de audiencia potencial. Fue “El follonero” el que lo cambió todo. Empezó “Salvados” como programa de cachondeo y poco a poco Évole fue ganando credibilidad y con él, la cadena. Se han especializado en información. Por eso nacieron “La sexta Noche” “Al rojo vivo” o “El Objetivo“. Además los informativos han marcado una linea editorial clara. Para mi gusto demasiado. Pero les funciona y supongo que seguirán así.

elecciones ayuntamientos 2015

Conexiones en directo durante la investidura de los nuevos alcaldes.

Nadie puede negar que han acertado. Ahora se califican a si mismos como la cadena del periodismo. Y de hecho superan en calidad y audiencia a “Cuatro”, su competidora del grupo Mediaset. Mientras una da palos de ciego, la otra cada vez está más asentada.

“REFUGIADOS”: SERIE BOSTEZO

Aburrimiento. Es el peor sentimiento que te puede generar una serie. Y es lo que me ocurre con “Refugiados“. A priori tiene todos los ingredientes para que enganche y funcione. La mayoría de los escenarios son naturales. Hay un presupuesto potente. Y la premisa no está mal: “Un montón de ciudadanos llegan del futuro y saturan el planeta”. Debería de resultar, pero lo más interesante que pasa en los primeros 30 primeros minutos es descubrir si un walkie talkie está en su sitio o no. Muestra poco y explica mucho. En eso me recordó en muchos momentos a la simplonaLa cúpula. Tiene ritmo cansino y es como si necesitasen alargar secuencias para rellenar tiempo. Un tic muy de serie nacional. Y como es una coproducción española con la BBC, seguramente algo queda. El doblaje chirría por todos los lados. Los actores no están mal del todo pero alguno es poco creíble. Por ejemplo Natalia Tena sobreactúa. Supongo que estará poco acostumbrada a los diálogos después de hacer de salvaje en “Juego de Tronos“.

Actriz que da vida a una salvaje en "Juego de Tronos"

Natalia Tena en una secuencia de “Refugiados”

 

Desde Atresmedia han vendido los resultados de audiencia del primer día como un éxito, pero no estoy nada de acuerdo con esa lectura. Con el estreno multicanal consiguieron una buena cifra global , pero en realidad son la suma de cuatro resultados mediocres. Sobre todo en Antena 3 con un paupérrimo 10,7% de cuota en prime time. Ni siquiera sumando las audiencias de Neox, Nova, Antena 3 y La sexta consiguieron superar a “Supervivientes”. Seguramente sea una serie para “La sexta“, aunque es verdad que a veces cambian los planes. “En tierra Hostil” iba para “La sexta”, se estrenó en Antena 3 con un buenísimo dato y se quedó en la hermana mayor toda la temporada.  Así que se abre el melón de cómo es mejor realizar un estreno. Si apostando fuerte por un sólo canal o diversificando. Ahora habrá que ver si “Refugiados” aguanta y es una serie de largo recorrido o se queda en una sola temporada.

EL MISTERIO DEL “MINISTERIO”

ElMinisterioDelTiempo

¿Dónde está el truco para que una serie histórica como “El ministerio del tiempo” haya seducido a crítica y público? Una combinación de muchos factores, pero, en mi opinión, la clave está en los guiones. De hecho sólo a unos guionistas brillantes se les ocurriría introducir en el último capítulo de la temporada a Jordi Hurtado como funcionario del tiempo. Porque el resto de elementos son parecidos a los que se utilizan en otras series del estilo. Los actores, los escenarios, los efectos especiales, no difieren de las demás ficciones españolas. Pero los guiones marcan la diferencia. Meten con maestría ese humor español de reírnos de todo y de todos. Algunas secuencias son irreverentes. Otras están cargadas de emotividad. Y los capítulos no se hacen largos. Al contrario. Si a eso sumas que trabajan muy bien las redes sociales. Que aportan valor a través de la enseñanza de la historia. Pues han dado en el clavo. Porque es admirable que en un país donde triunfan los “grandes hermanos” y “tronistas”, hayan conseguido que Lope de Vega sea trending topic durante dos días o que se disparen las búsquedas en internet sobre historia de España. De hecho en los colegios deberían proyectar la serie. Seguro que asimilaban más que con las “chapas” de muchos profesores. ¿No es mejor aprender visualmente sobre el “Lazarillo de Tormes” o “El quijote“, que con unos tochos escritos en castellano antiguo, indescifrables para la mayoría de niños?

Actores españoles de la serie "El ministerio del tiempo"

Rodolfo Sancho y Cayetana Guillén Cuervo

Televisión Española, esta vez, ha dado en el clavo. Está atrayendo gente joven a la 1 y recuperando a otros, como es mi caso, que habíamos desconectado de la cadena hace mucho. “El ministerio del tiempo” es un ejemplo de transmedia. Los contenidos viralizan en la red y generan casos curiosos como fans que diseñan juegos de rol con los personajes. Los “ministericos“, se han convertido en prescriptores entre familiares y amigos, y en realidad son los que  han conseguido la renovación de la serie. Algo por la que poca gente hubiese apostado a priori.
Lo malo es que la competencia aprieta: “La voz” ha hecho pupa y la audiencia ha caído varios puntos, pero por el bien de la cultura, esperemos que en la segunda tanda, remonte el vuelo y se mantenga en antena durante muchos años.