Chicote

FESTVAL: TERMÓMETRO DE LA TELE PATRIA

ALBAÑIL RECORTADA

Antonio Hernández, presentador de “Constructor a la fuga”

El festival de tele de Vitoria lleva sólo siete ediciones pero ya se ha convertido en el termómetro de la televisión en España. Este año se han presentado allí numerosas propuestas interesantes. Por ejemplo “Constructor a la fuga”, programa de “la Sexta” en el que van a perseguir a los promotores que dejaron pufos en nuestro país durante los años de burbuja inmobiliaria . Pero no sólo eso, además arreglarán las chapuzas que éstos dejaron. Mejorarán casas con goteras o aquellas que fueron construidas con materiales de mala calidad y se están cayendo a pedazos. El presentador es Antonio Hernández, albañil con más de 20 años de experiencia, que es un auténtico crack. Un docureality que puede funcionar porque cuadra con  la linea editorial de denuncia que llevan en “La sexta“. Llama la atención sobre todo la empatía y la frescura del presentador, en contraposición con un Chicote al que estos días se ha visto cansado por el festival. Es de esos personajes televisivos a los que han quemado en Atresmedia por avaricia, haciendo que enlace proyecto tras proyecto: de “Pesadilla a la Cocina”, a “Top Chef”, pasando por “El precio de los alimentos”. Eso ha hecho que pierda frescura y eso no sólo se note en pantalla si no también en entrevistas, donde responde con el piloto automático.

RUBEN CORTADA

Ruben Cortada

El “Festval” también demuestra que las ficciones nacionales no están en mala forma. Se han presentado “Carlos rey Emperador”, “Apaches”, “Mar de Plástico” u “Olmos y Robles”. “Apaches” por ejemplo ha dejado un sabor agridulce. Tiene su sello propio y buenas actuaciones, sobre todo la de Eloy Azorín. Pero es una apuesta arriesgada para televisión ya que juega con flashback y tiene una factura diferente a lo que se suele ver en series españolas. Gustó, pero no sé si triunfará entre un público de masas por su lento ritmo. En cambio, “Olmos y Robles“, que me pareció simplona, recibió grandes aplausos en la premiere. Posiblemente gracias a la presencia de Ruben Cortada, conocido por interpretar a Faruq en “El principe“. Un actor malísimo, con penosa dicción, al que aquí utilizan casi como hombre-objeto. De hecho han limitado sus frases de guion al máximo lo que hace que Pepe Viyuela, en estado de gracia, se lo coma con patatas.

Llamó mucho la atención cómo en la alfombra roja del festival, Mario Vaquerizo fuese uno de los más ovacionados. Mucho más que grandes actores o incluso que su mujer,  Alaska. Supongo que a estas alturas a ella le resbala este hecho pero es el reflejo de la cultura de nuestro país. Y es que Alaska lleva más de 30 años de profesión y Mario es conocido sólo por ser “el marido de…”. Independientemente de eso, su programa ha llegado ya a la cuarta temporada. Un producto muy bien elaborado, que cumple su función de entretenimiento. Sobre todo porque busca el histrionismo de los personajes.

ALFOMBRA NARANJA

Mario Vaquerizo en la alfombra naranja del “Festval”

Por último destacar un formato del canal temático A&E, que ha apostado por una produccion propia. Se trata de “Be bike”, según sus creadores el único programa del mundo dedicado exlcusivamente al mundo de las bicis. La verdad es que el plantemiento es atractivo. Cuatro apasionados que trabajan en una tienda de Barcelona donde arreglan y customizan todo tipo de bicicletas. Por ahora han grabado seis capitulos y en cada uno de ellos se muestra el proceso de arreglo de esas bicis y la alegria de los clientes cuando ven el trabajo finalizado.

Así que un año más, ha sido un placer descubrir novedades en el festival de Vitoria. ¡Volveremos el año que viene!

DAVID GARCÍA, GANADOR DE TOP CHEF

DavidTopChef

David García, ganador de Top Chef

Se ha acabado la segunda temporada de Top Chef y el ganador ha sido David García. Más conocido como “Ratatouille”, ha superado 15 semanas de gran cocina y de buena televisión. Es una pena que la semana que viene ya no haya emisión, porque es el primer programa de gastronomía que me ha atrapado.

MarcyCarlos

Marc y Carlos, participantes de Top Chef

Hace algunas semanas, haciendo zapping, caí en Antena 3 y me enganché. Sobre todo por lo bien que han sabido combinar ingredientes. Por un lado han utilizado el conflicto, al estilo “Gran Hermano”. En el casting no eligieron a los mejores cocineros, sino a aquellos con más ego. El enfrentamiento entre Carlos y Marc ha sido de lo más comentado. Dos auténticos gallos en el mismo corral. De hecho han jugado con eso durante semanas e incluso montaron una repesca sólo para estirar el chicle cuando expulsaron a  Carlos. Pero finalmente no le repescaron y fue Fran, otro concursante, el que volvió.

Pero Top Chef es mucho más que conflicto. La mecánica del concurso resulta perfecta. Te iban llevando hasta el final durante más de dos horas y te dejaban pegado a la tele hasta saber quién era el expulsado cada  semana. La realización, brillante. Jugaban con la música, con efectos de sonido y con los tiros de cámara.

ChicoteTopChef

Chicote en la cocina de Top Chef

Y luego está Chicote. Alma máter del programa con su personalidad arrolladora y su cara de vinagre. Acompañado de dos “pinches” de lujo, como son Yayo Daporta y Susi Díaz, que no han destacado, pero han realizado su papel muy pulcramente. Susi ha puesto la sensibilidad y Yayo su retranca gallega al servicio del formato.

Top Chef  ha renovado por una tercera temporada, que seguro se emitirá después de que  Chicote grabe nueva temporada para la sexta con su “Pesadilla en la cocina”. Y es que, en ese sentido, Atresmedia está acertando de pleno al no simultanear programas del cocinero madrileño en las dos cadenas. Es la mejor manera posible de no quemar a uno de sus presentadores estrella.

¿Y DESPUÉS DE MASTERCHEF, QUÉ?

Master ChefMuchos nos hemos quedado huérfanos la noche de los martes después del final de “Masterchef“. En este blog ya hablábamos del “milagro” de este programa. Pero su éxito ha dejado varios legados. Por un lado Telecinco se está planteando adaptar un formato similar, que ya se emite en otros países: es “The taste”, mezcla entre “La Voz” y “Masterchef“.  “La sexta” también  ha aprovechado el tirón para preparar su propio talent-show de cocina. Estarán Chicote y David de Jorge, más conocido como Robin Food, que con sus cerca de 200 kilos de peso estoy seguro se convertirá en la revelación del concurso.

ROBIN FOOD ANCHO
JORDI CRUZ 2

Y para revelación la de Jordi Cruz. Ese que ha enamorado al 80% de las “maduritas” de este país con su voz profunda y su pose de galán. En las últimas semanas no ha habido conversación de café de los miercoles en los que no oyeses a un grupito de mujeres hablando de este cocinero desconocido hasta hace nada.

Por último me gustaría comentar el antilegado que ha dejado Masterchef: su presentadora, Eva González. Sin duda lo más flojo del programa. Nunca he entendido esa manía de muchos profesionales andaluces en intentar quitarse el acento. ¿De verdad no se dan cuenta de que queda forzado y antinatural? Además de que Masterchef es un programa que perfectamente se podía haber hecho sin presentador. Habrá que esperar si ella repite la temporada que viene, lo que es seguro es que habrá un “Masterchef 2”

CHICOTE TAMBIÉN TIENE SU CORAZONCITO

Pesadilla-en-la-cocinaHasta ahora sólo habíamos visto la cara autoritaria de Chicote, pero el chef ya ha mostrado un lado humano. En el programa dedicado al restaurante “El Yugo de Castilla” se le escaparon  lagrimillas después de ver que el dueño, su amigo Cristobal, no se dejaba ayudar.

“Chicote es de verdad y se deja la piel en cada uno de los programas”  asegura su descubridora María Recarte, directora de “Pesadilla en la cocina”. Y yo creo que por eso funciona.

CHICOTE PINGANILLO 3También ha habido algún negocio que le ha acusado de montaje, de llevar todo preparado y funcionar a base de guión. Y no nos engañemos, está claro que es televisión y que tiene parte de artificiosidad. Incluso en algún momento se ha visto que el propio Chicote lleva pinganillo. Pero este hombre transmite y eso, para mi, es lo más importante.

Los puristas dicen que el original de “Pesadilla en la cocina” es mucho mejor y que el chef Ramsay le da mil vueltas. Pero el formato también se ha adaptado en otros países europeos como Alemania, Francia o Dinamarca y donde más éxito ha tenido es en España. Y es que donde esté el jamón serrano, que se quite la fondue, la salchicha de Frankfurt o la hamburguesa