Dani Rovira

EL TSUNAMI DANI ROVIRA

Dani Rovira es el personaje de moda. Y no porque haya criticado estos días a Telecinco, que también.  Fundamentalmente por su papel en «Ocho apellidos vascos» esa comedia, que no se sabe muy bien por qué, ha roto moldes (aquí el post que dediqué a la película ). Y es que este humorista ha pasado de ser prácticamente un desconocido para el gran público, a estar en boca de todos. Gracias a la popularidad que ha alcanzado, ha sido capaz de reflotar una serie como «B y B», que llevaba una trayectoria paupérrima. De hecho programaron un capítulo  especial dedicado al personaje de becario que representa Rovira para ganar audiencia.  Y «tachán», la serie se ha consolidado y hace poco se supo que renovaba por un segunda temporada.

DANI ROVIRA "B Y B"

Dani Rovira en la serie «B y B»

Siempre ha tenido su público entre los aficionados a los monólogos. De hecho tiene varios en youtube con miles de visualizaciones. Uno es éste,  que la mayoría de sus fans califican como el mejor.


En otro tipo de programas, sin embargo,  le perseguía la mala suerte: en 2011 era colaborador en «No le digas a mamá que trabajo en la tele» de Cuatro. Y lo cancelaron por bajos índices de audiencia. En  2012 empezó  a presentar «Alguien tenía que decirlo» en La Sexta. Y no pasó de los 15 programas. Se estaba convirtiendo en alguien casi tan gafe como  Carolina Ferré. Programa para el que le contrataban, programa que quitaban.

DANI ROVIRA NO LE DIGAS

Dani Rovira en «No le digas a mamá que trabajo en la tele»

Y han girado las tornas. Ahora lo que toca lo convierte en oro. Le llaman para entrevistas,  actos benéficos y conferencias. En estos momentos podría trabajar donde quisiese. Pero tendrá que aprender a gestionar el éxito. Algo que no es fácil. Elegir bien los guiones, enfocar su futuro  y, sobre todo, no quemarse. Porque ya se sabe que  todo lo que sube, tarde o temprano, acaba por bajar. Y que la profesión de actor es una carrera de fondo.

POR QUÉ VER OCHO APELLIDOS VASCOS

«Ocho apellidos vascos» se ha convertido ya en la película en castellano más taquillera de la historia del cine español y en mi opinión estas son las razones para ir a verla:

-Porque Dani Rovira está en estado de gracia. Abre la boca y te saca una sonrisa.
-Porque necesitamos reirnos y verla en una sala de cine hace que te contagies con las carcajadas de los demás.
-Por un Karra Elejalde que hace un papelón y nunca ha estado suficientemente valorado.
-Porque es la primera vez que alguien se atreve a bromear en cine con un tema tan serio como el terrorismo (en televisión abrieron el camino los de  «Vaya semanita«, programa para el que trabajaron los guionistas de esta peli)
-Por Clara Lago, que está creible a pesar de ser madrileña e interpretar a una vasca.
-Por «Los compadres«, el duo de humoristas andaluces, que se salen.

CARTEL

Cartel promocional «Ocho apellidos vascos»

¿Y hay razones para no verla? Pues alguna sí:

-La trama es bastante simple.
-El guión flojea, sobre todo en la última media hora cuando ya te has cansado de oir a Dani Rovira imitando el acento vasco.

A pesar de esto, todo el mundo habla de «Ocho apellidos vascos» y es muy probable que haya una secuela que se rodaría el año que viene.