eldiario.es

LA SOMBRA DEL PAPEL ES ALARGADA

Fundador de "El Español"

Pedro J. Ramírez en el congreso de periodismo digital de Huesca

“Lo viejo no ha muerto todavía y lo nuevo está por llegar”. Esta frase de Pedro J. Ramirez  resume lo que ha ocurrido estos días en el congreso de periodismo digital de Huesca. Un lugar en el que se ha demostrado que los medios de comunicación  tradicionales, sobre todo periódicos, ven que su modelo de negocio se acaba. Dan palos de ciego y no saben qué hacer para continuar siendo referentes. Aunque su sombra todavía es alargada. Creo que en unos diez años no serán diarios. Tendrán su versión en internet y sólo los fines de semana se publicarán en papel. Se convertirán en una especie de semanarios con reportajes en profundidad. Y contratarán a base de talonario al “Jabois” o al “Arcadi Espada” de turno para intentar ser influyentes. Pero hasta que esto ocurra, los que se llevan el gato al agua son otros. “El confidencial”  o “Eldiario.es” han cogido varios cuerpos de ventaja. En 2014 el medio de Ignacio Escolar, por ejemplo, obtuvo unos ingresos de casi dos millones de euros. El propio Escolar no es exactamente un nativo digital, pero casi, ya que fue uno de los primeros en hablar hace ya 15 años de periodismo en internet en foros como este propio congreso. Algo que le ha permitido ir por delante implantando modelos de  financiación que a otros ni se les habían ocurrido: socios-lectores que son propietarios y se convierten en los primeros embajadores de la marca.

Mención aparte merece el ya nombrado Pedro J., que con su campaña para financiar “El español” ha batido el récord guinness en crowdfunding de un medio de comunicación. Está generando tanta expectación, que su impacto marcará el futuro de otro tipo de proyectos del mismo estilo. Si lo suyo funciona, por simpatía, seguro que más inversores se interesarán por estas iniciativas. Y eso es bueno para todos: los medios de comunicación serán independientes, los lectores estarán bien informados y los profesionales bien pagados. En Huesca ya anunció que en el primer año tenía previsto invertir 5 millones de euros en sueldos. Unos salarios que se pagan en internet en Estados Unidos, por ejemplo. El editor de “Quartz“, contó “off the record” en una pausa-café  que un redactor de su medio podía ganar hasta 80.000 euros al año.

Así que creo que en un sector donde nuestro deporte favorito es tirarnos piedras unos a otros, los periodistas salimos reforzados del congreso y con buenas expectativas de cara a lo que está por venir.