Ernest Lluch

Cinco años sin asesinatos de ETA en los informativos

No sé por qué, pero estos días me he acordado de cuando se abrían los informativos con los asesinatos de ETA. Y no hay que olvidar. Porque fueron años muy duros. De llorar delante de la tele por las atrocidades terroristas. Y no hay que olvidar. Porque hace sólo cinco años del último atentado en territorio español. Y no hay que olvidar. Porque acabar con la violencia de ETA sólo ha sido posible gracias a muchos valientes que lucharon, sobre todo en el País Vasco, por las libertades. Como Gregorio Ordoñez, Francisco Tomás y Valiente, Miguel Ángel Blanco o Ernest Lluch, cuyo alegato un año antes de que le matasen me sigue estremeciendo.

 

Para niños y adolescentes, ETA es sólo algo sobre lo que oyen hablar de vez en cuando. Pero muchas generaciones han padecido a la banda armada. Y no hay que olvidar. Para que se cierre ya este negro capítulo de nuestra historia. Que se disuelvan, entreguen las armas y entierren estos 55 años de barbarie. PARA SIEMPRE.