redes sociales

15 LECCIONES DEL «CONGRESO DE PERIODISMO DIGITAL»

  1. En caso de duda, periodismo.
  2. Experimentar siempre. Ensayo y error.
  3. Seguir saliendo a la calle a buscar historias. Irás a por una y te llevarás otras dos.
  4. Decidir bien qué tecnología ayuda a contar mejor nuestras historias.
  5. Los rótulos son parte de la historia. No es algo accesorio sino complementario
  6. Aportar contenido de valor y dar razones a nuestro público para seguirnos.
  7. No podemos jugar a ser youtubers. Hay que aplicar criterios periodísticos.
  8. Tampoco podemos competir para ver quien tiene más seguidores en twitter.
  9. Hay que ser muy cuidadosos con los datos. Es la era de la “postverdad”. Todo se cuestiona.
  10. Los políticos quieren saltarse a los medios. Trump es el ejemplo. No debemos permitirlo.
  11. Hay que cerrar el foco y buscar pequeñas historias.
  12. Utilizar todo: drones, gopros, infografías o imágenes en 360º.
  13. Inventar hastags. Por ejemplo #palabrademujer el 8 de marzo.
  14. “Facebook live” se queda: en «New York Times» 6 periodistas contratados para ésto.
  15. Móviles o tablets sirven para contar historias. Pero sólo como recurso cuando no hay operadores profesionales.movil congress

MÓVILES INTELIGENTES, CIUDADANOS TONTOS

Los teléfono móviles son cada vez más inteligentes y los ciudadanos  cada vez más tontos. Ya hablé aquí sobre la sociedad de la sobreinformación, pero estamos  además en la sociedad de la incomunicación.
Soy un enamorado de las redes sociales, pero todo hay que usarlo con mesura. Quedamos a tomar café y miramos el móvil cada cinco minutos. Vemos parejas que no hablan: uno está en facebook y el otro en twitter. Miras a la mesa de al lado y hay una familia con los niños pegados a la pantalla de una tablet.

REDES SOCIALES

Imagen CC BY-SA 2.0 por datos.gob.es

¿Y nos hace más inteligentes estar todo el día conectados? Creo que no. En el mundo de los medios  sociales, cada vez socializamos menos. Hablamos mucho y decimos poco. En 140 caracteres no mostramos sentimientos. Compartimos, pero estamos solos. Tenemos 500 amigos en facebook y 2 en la vida real. No debatimos, no pensamos. No paramos. En el cara a cara hay más silencios. Incomodidad. Nos cansamos rápido. Nos aburrimos de todo . Y lo peor llega con las nuevas generaciones. Los hijos nacen con un ordenador bajo el brazo. Saben poner dvds, pero les cuesta leer. No juegan. Y son cada vez más egoistas. Mal panorama.
Pero aún estamos a tiempo de cambiar…
¡Más social y menos media!

«LA LOTERÍA» NO SÓLO PATINA CON EL ANUNCIO

Todos hemos hecho bromas con el anuncio de lotería de navidad de este año. Desde imitar el «nanananana…nana» de Raphael, hasta el infinito número de parodias que se han creado.  Algo que sólo puede ser equiparable a lo que sucedió con el «Ecce homo» de Cecilia en el mes de agosto de 2012.
Hay imitaciones con eructos, a lo «Fraggle Rock»,  pero para mi el de «Lotería terrorífica» con la reacción de los niños es, sin duda, el mejor.


Pero «loterías y apuestas del estado» no sólo se está columpiando últimamente con esto, también con su presencia en  internet. Según los usuarios, su web funciona muy mal. Y en redes sociales tampoco lo están haciendo mejor . De hecho, para mi, son  uno de los ejemplos de que en «social media» no se puede estar por estar.
Un uso incorrecto de facebook o twitter te lleva a tener una mala relación con los clientes y repercusión negativa para tu marca. Es obligatorio responder rápido, contestar correctamente y siempre dar soluciones a las demandas que te plantean.  Como muestra de las consecuencias de una mala praxis,  un botón.

LOTERIAS

Hay que ser muy cuidadoso con todos los aspectos de nuestra presencia en internet y hay marcas que lo están bordando, y que pondré como ejemplo en otros post.  Pero «Loterías y apuestas del estado», no es una de ellas y parece que desde que dejaron escapar al «calvo de la lotería«, no levantan cabeza.

SOCIEDAD DE LA SOBREINFORMACION

SOBREINFORMACIONDurante mucho tiempo se dijo que estábamos en la sociedad de la información. Luego se habló de que había llegado la de la DESinformación. Y ahora creo que nos encontramos en la de la SOBREinformación. Vivimos todo el día conectados. En el ordenador, en nuestro móvil, en la tablet.  A través de twitter nos llegan las últimas noticias, desde facebook nos enteramos de lo que hacen los amigos y en whatssapp nos controlamos unos a otros. Es curioso porque en la red del pajarito, conoces antes las consecuencias de un hecho que el propio hecho. Empiezas a leer tuits que hablan de muertos, de consternación, por ejemplo.  Entonces tiene que bajar en el timeline y te das cuenta de que ha habido un atentado.

TWITTER TABLET

Los telediarios cada vez duran más, pero informan menos. Se ha impuesto el info-teinment:  noticias de entretenimiento que  se inlcuyen en las escaletas por puro impacto:  el video doméstico de un tornado, el escándalo sexual de turno o un video viral de youtube. Por no hablar de que las secciones de «El tiempo» y deportes son más y más largas . Se supone que cuando tendríamos que estar mejor informados, sucede lo contrario. Si hacéis un encuesta entre vuestro círculo de conocidos,  pedidles que os digan nombres de ministros. ¿Cuántos son capaces de nombrar? Pocos, seguro ¿Será que nos hemos cansado de los políticos? Seguramente ¿De los informativos tradicionales? Puede que también. Pero está claro que la gente joven ya no lee periódicos ni ve informativos. Su forma de mirar el mundo está condicionada por lo que reciben, sobre todo, a través  de las redes sociales. Así que hay que estar atentos para enfocar bien estas potentes herramientas, que se han convertido ya en si mismas en medios de comunicación de masas.

TRAGEDIA, TAMBIÉN INFORMATIVA

ACCIDENTE 2Que una hora después del accidente de tren en Santiago de Compostela, sólo Intereconomía y TVGA estuviesen informando en directo fue algo totalmente bochornoso. El canal «24 horas» redifundía el telediario, Telecinco estaba con «Hay una cosa que te quiero decir» y Antena 3 emitía un partido amistoso de fútbol.

Está claro que las teles no tienen la capacidad de reacción de la que gozan las radios, porque ellos no necesitan cámaras, ni unidades móviles, ni conexiones por satélite. Les basta un teléfono móvil. Pero una hora después del suceso ya se tenía que haber cortado la programación he informado del acciente proporcionando los datos oficiales que hubiese en ese momento.

ACCIDENTE 3

 Además ahora están las redes sociales, en las que empezaron a correr como la pólvora fotos que daban idea de la magnitud del desastre. Por supuesto una cadena no puede lanzarse a emitir sin ningún tipo de filtro esas imágenes. Ha ocurrido en otras ocasiones y también es un error. Pero ayer tanto la radio como twitter estuvieron muy por delante de las televisiones. Ahora les toca hacer autocrítica a editores y jefes de informativos de las grandes cadenas, para que algo parecido no vuelva a suceder.