Toñi Moreno

¿¿ENTRE TODOS??

TOÑI. ENTRE TODOS“Que hablen de ti, aunque sea mal”. Un lema que se podría aplicar  a “Entre todos” de Toñi Moreno, porque sigue creciendo en audiencia a pesar de las críticas. Ya está en dos cifras, ayer concretamente un 10,7% de share, y sigue levantando una tarde como la de Televisión Española que estaba muerta. No deja indiferente a nadie. Provoca filias y fobias a partes iguales. Por un lado están los que lo ven como un programa solidario que ayuda a personas a resolver sus problemas. Por otro, aquellos que creen que el programa busca el morbo fácil basado en desgracias y enfermedades.

Yo, sinceramente no sé que pensar. Lo que tengo muy claro es que Toñi es una buenísima profesional. Tiene cientos de  horas de televisión a sus espaldas: “Libertad vigilada”, “Cada día”, “1 Equipo”,  “75 minutos”, etc. Maneja el plató como nadie. Se emociona con las historias. Y no es casualidad que este mismo formato, hecho a su medida, triunfase en Canal Sur y esté funcionando ahora también en Televisión Española.

TOÑI DEF

Trabajadores sociales se están negando a participar en el programa, pero mientras la audiencia siga respondiendo… larga vida para “Entre todos”… y no descartemos que acabe fagocitando a “España directo” y Televisión Española lo convierta en un  gran contenedor de tarde.

NIÑOS TELEADICTOS

Según un estudio europeo los niños españoles encabezan las listas de consumo de televisión de todo el continente. ¿Es eso algo malo? En principio no. La tele, en su justa medida, puede ser un vehículo más de educación y entretenimiento como los libros, el deporte o el cine. Pero viendo la oferta que hay, en el horario en el que ellos están en casa, es para echarse las manos a la cabeza. En Antena 3,  telenovelas, en “La uno”, Toñi Moreno con su  lacrimógeno “Entre todos” y en Telecinco Jorge Javier Vázquez y su “troupe”. Contenidos súper edificantes para los pequeños de la casa. ¿Y cuál es el quid de la cuestión? Que los niños no compran nada, sólo los adultos toman decisiones de compra. Por eso es un público que no interesa a los anunciantes

Recuerdo que cuando era niño, podías ver por las tardes en cadenas nacionales programas educativos como “Barrio Sésamo” o “Hugo”. Series totalmente blancas como “Pipi Calzaslargas”. O dibujos animados como “Campeones”. Ahora hay que recurrir a los canales temáticos o descargas de internet si quieres encontrar algo que siquiera se parezca.  No es posible que alguien de 12 años conozca la vida y milagros de “Belén Esteban”, o con quién está casada la duquesa de Alba. Porque luego te encuentras chavales con 15, cuya máxima ambición es ser tronista de “Mujeres y hombres y viceversa” o participar en Gran Hermano para después acabar de tertuliano.

RAFA MORA

Así que espero que el gobierno meta mano en este asunto y se preocupe por regular, de verdad, lo que se puede y no se puede emitir en televisión en según qué horarios.