Mes: junio 2018

WESTWORLD: ¿UN LAS VEGAS FUTURISTA?

La premisa de Westworld me parece brillante. Es crear un parque futurista gigante donde la gente pueda experimentar con sus más bajas pasiones: sexo, violencia o alcohol. Algo parecido a lo que hacen los americanos cuando van a Las Vegas: cometer excesos.

screenshot_20180628-135059-01191457924.jpeg

Secuencia de Westworld

Pero Westworld va más allá de una premisa brillante, porque su desarrollo es potentísimo también. Añade a la acción propia del viejo oeste, reflexiones filosóficas. Aunque pueda resultar tediosa por momentos, acaban enganchando. Sobre todo porque quieres ver qué sucede en la mente de esos humanoides que se sublevan contra sus creadores.

Lo bueno es que además ha sabido mezclar dos generos que no suelen funcionar juntos: el western y la ciencia ficción. Por ejemplo “Regreso al futuro 3” lo hizo y fue la película más floja de la saga. Pero aquí todo encaja: por un lado escenas de western inspiradas en las mejores secuencias de Sergio Leone. Y por otro, una especie de “Black Mirror” apocalípitico en el que los millonarios se divierten violando y asesinando.

El casting

Los actores funcionan: a excepción de Dennis Hopper, que da bastante pereza, los demás están muy bien escogidos. Sin duda el trabajo que más atrapa es el de Thandie Newton que interpreta a Maeve: una cara que hemos visto muchas veces pero difícil de ubicar ya que casi siempre ha ejercido roles secundarios: “Crash”, “Mision Imposible 2”, “Entrevista con el vampiro” o “En busca de la felicidad”.
Jimmi Simpson, al que vimos en “USS Callister”, de la quinta de “Black Mirror”, también está correcto y Antonhy Hopkins lo borda en su ya habitual papel de señor indescifrable.

pixlr_201806291427218311054721846.jpg

Thandie Newton, Jimmi Simpson y Anthony Hopkins

Las historias de amor tienen mucho peso. La de Teddy y Dolores. La de Maeve hacia su hija. La de Ford hacia su creacion, el parque. Además “Westworld” juega muy bien con los cliffhanger al estilo de “Perdidos” o “Juego de Tronos”. Siempre deja los finales de capítulo en alto para que tengas ganas de ver más.

La música y el futuro de la serie

La banda sonora es espectacular. La podríamos calificar de grunge/melódica y se escuchan versiones de “Nirvana”, “Soundgarden” o “White stripes” que ponen los pelos de punta.
Al final y al cabo, se trata de una serie rara, que a veces se hace bola. Pero acabas volviendo porque quieres descubrir qué pasa en ese parque. Así que veremos cómo evoluciona en futuras temporadas porque tiene pinta de que va para largo. ¡Le daremos un voto de confianza!

KILLING EVE, SERIE REVELACIÓN

Se ha acabado la primera temporada de “Killing Eve” y sin Villanele nos hemos quedado huérfanos. Hay malos como el Negan de “Walking Dead” a los que no echas de menos porque generan cierto sentimiento de rechazo. Pero es que la protagonista de “Killing Eve” nos ha robado el corazón.

oksana

Jodie Comer, protagonista de “Killing Eve”

Aunque en el título de la serie figure Eve, la gran protagonista es para mi Villanele. Se trata de un personaje magnético desde el minuto 1. Casi sin querer empatizas con esa asesina a sueldo rusa llamada Oksana, cuyo apodo es Villanelle, que disfruta matando. Jodie Comer es británica pero clava el acento. Además no necesita casi ni hablar porque su gestualidad es sorprendente.

Eve por su parte, interpretada  por Sandra Oh, es la antagonista. Conocida por “Anatomia de Grey” borda aquí  el personaje de una funcionaria del servicio secreto británico. Cuando se ve en medio de una peligrosa operación- trampa saca a relucir una gran inteligencia, desaprovechada durante años en trabajos burocráticos. Ahí empieza la búsqueda de la asesina Oksana por varias ciudades europeas. Una caza del gato y el ratón en la que no se sabe muy bien cuál es el gato y cuál el ratón.

screenshot_20180614-112024-011515901841.jpeg

Jodie Comer y Sandra Oh

Lo fascinante de esta serie es la mezcla de géneros. Hay cine negro, comedia, surrealismo y drama. Tiene a la vez profunidad y superficialidad . Todo metido en una coctelera de donde sale un combinado con mucha clase. Sólo en un capítulo, el cuarto, se les va la mano y llevan a los actores a la sobreactuación. Pero enseguida la serie recupera el tono y se convierte en una delicia.

Los secundarios también rayan a gran altura: desde Fiona Shaw a la que vimos en “Harry Potter”, pasando por  intérpretes ingleses de “Cuatro bodas y un funeral” como David Haig,  Kim Bodnia, actor danés que se dio a conocer en “El puente” o Sean Delaney que hace del inocente Kenny.

killing eve1104217312..jpg

Fiona Shaw, Daniel Haig, Kim Bodnia y Sean Delaney

Lo bueno es que no tardaràn demasiado en llegar nuevas aventuras. Ha tenido muy buena acogida por parte del público y además HBO confió en esta ficción desde el principio. De hecho se dio el curioso caso de que renovó por una segunda temporada antes incluso de empezar a emitirse. Asi que… ¡larga vida a “Killing Eve“!