cine

MIKEL RUEDA: SUEÑOS CUMPLIDOS

Voy a contar un cuento a raiz del estreno de la peli “El doble más quince” de Mikel Rueda. Era el primer viernes de febrero de 2001: un grupo de estudiantes de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra preparaban exámenes. Horas de risas en la biblioteca, de poner motes y dibujar esquemas a boli. A última hora de la tarde decidieron ir al cine para “liberar un poco la cabeza” de tanto estudio. Miraron la cartelera en el periódico y eligieron la película de un director casi novel: Christopher Nolan. Era “Memento” y precisamente no les liberó la cabeza, si no que se la hizo explotar. Dos horas enganchados a la butaca del cine Golem sin dejar de darle al tarro. Y ese efecto duró semanas.

Mikel Rueda, Maribel Verdú y Germán Alcarazu

Pasaron los años y uno de esos estudiantes consiguió entrar como productor en un programa de éxito de la “ETB”. Era “Vaya Semanita”. Buen sueldo y trabajo interesante. Pero ese estudiante, ya licenciado, soñaba con ser director de cine, no productor.  Y a pesar de ser vasco, su cabezonería casi “maña”, le llevó a dejar la zona de comfort, que de manera tan cursi se denomina ahora, para convertirse otra vez en estudiante. Esta vez de cine en Nueva York. Rodó cortos, una peli, otra y 18 años después estrenó largometraje en ese mismo cine de Pamplona y en otras 40 salas más de España. ¡Con Maribel Verdú como protagonista!
Amigos, los sueños se cumplen. A veces, solamente hay que perseguirlos. 

EL IRLANDÉS: MAFIA CREPUSCULAR

No creo que El Irlandés sea de las peores pelis de Scorsese. Tampoco la mejor. De hecho los directores suelen firmar sus mejores trabajos entre los 25 y 55 años. A los 76 no se tiene la misma energía que a los 40, pero en el caso del amigo Martin no se puede decir que haya perdido el pulso que le ha caracterizado durante toda su carrera.

Obviamente El Irlandés no tiene el ritmo de El lobo de Wall Street ni el poso de Casino. Es una historia crepuscular que parece la secuela de Uno de los nuestros, 40 años después. No se centra tanto en la mafia o en sus asesinatos. No hay tanta sangre. En el fondo es un drama sobre la vejez y la soledad. Decisiones vitales  que afrontan los personajes. El que interpreta Robert de Niro, por ejemplo, parece que ni siente ni padece, pero cuando llega el final de sus días se arrepiente de algo en su relación con Jimmy Hoffa.

Imagen “El Irlandés”

Hay decisiones artísticas con las que cuesta comulgar. Por ejemplo esos efectos visuales con CGI que rejuvenecen a los personajes, pero les restan credibilidad. Aún con todo, Robert de Niro se echa la peli a las espaldas y Pacino también está bien. Pero Joe Pesci realiza, sin duda, uno de los papeles de su vida. Nunca con menos gestualidad se transmitió tanto.

La opinión tanto de espectadores como de prensa especializada no ha sido demasiado buena. Pero el marketing funcionó para Netflix y consiguió 17 millones de visualizaciones únicas en sólo 5 días. El camino está marcado. Grandes producciones en paralelo a otras pequeñas tipo Historias de matrimonio. La industria del cine está cambiando. Y todos van a tener que adaptarse

&lt;br /&gt;<br />

MALEK: FREDDIE MERCURY REENCARNADO

No hay discusión. Freddie Mercury se ha reencarnado en Rami Malek. El trabajo que ha realizado el actor de origen egipcio es impresionante. Tanto de caracterización, gestos como voz. Cuando en “Bohemian Rhapsody” ves a Malek, crees que estás delante del auténtico Mercury.

Se lo han reconocido en los globos de oro concediéndole el premio al mejor actor de drama. Y lo más normal es que se lleve también un Oscar. A pesar de que él no fue la primera opción. Primero se subió al carro Sacha Baron Cohen, conocido sobre todo por encarnar a Borat. Pero no se puso de acuerdo con Brian May en cuanto al enfoque que querían darle al personaje. La intención de Sacha era hacer hincapié en los aspectos más controvertidos de la vida del cantante: su sexualidad y las drogas. No hubo fumata blanca y los productores tuvieron que buscar a marchas forzadas otro intérprete. Se les ocurrió que podría encajar ese actor delgadito, de ojos saltones y expresivos que estaba protagonizando “Mr Robot”.

screenshot_20190108-115749-012096783850.jpeg

Una serie distópica donde Malek sale en casi todos los planos y clava su papel de hacker. Acertaron de lleno. De hecho cuadra mucho mejor, ya que la película muestra prácticamente sólo luces y deja de lado las sombras. Ha habido gente que ha criticado ese “buenismo” pero en mi opinión ha sido un auténtico acierto. Esta versión blanqueada ha permitido resurgir el fenómeno fan de Queen sobre todo entre los jóvenes. Padres que escuchaban al grupo británico en los 80 han llevado en masa a sus hijos al cine. Y han generado una legión de nuevos seguidores que ven videoclips míticos de la banda en youtube o cuelgan stories de instagram con el “We will rock you” de fondo.

Está claro que es una versión edulcorada de la historia pero querían llegar a todos los públicos y lo han conseguido. Drogas casi ni se ven: una pastilla que toma Mercury y alguna raya de cocaína. Lo mismo ocurre con la sexualidad del cantante o la enfermedad del SIDA. Se pasa de puntillas y casi todo se centra en lo musical. Se ve cómo compusieron algunas de las mejores canciones de la historia y el colofón final es el “Live aid” de Wembley. 20 minutos que te hacen salir de la sala con buen rollo y una sonrisa en la boca.

¡Larga vida a Freddy Mercury y a Queen!

5 RAZONES PARA IR A VER 50 SOMBRAS DE GREY

50SOMBRASGREY

A pesar de lo criticada que ha sido “50 sombras de Grey“, ya ha recaudado 210 millones de euros en las taquillas de todo el mundo. Y he encontrado cinco razones por las que ir al cine a verla. Ni una más, pero cinco, sí:

Dakota Johnson hace un papelón.

Sin duda es lo mejor de la peli. La hija de Melanie Griffith y Don Johnson, resulta totalmente creible en el papel de Anastasia Steele. Transmite muy bien la inocencia del personaje y le da mil vueltas a un Jamie Dornan, al que sinceramente no entiendo por qué eligieron para interpretar a Christian Grey.

El ambiente que se genera en la sala.

Normalmente en una sala de cine todo el mundo está callado durante los trailers. En la previa de “50 sombras de grey”, por lo menos en mi sesión, se respiraba un ambiente como de expectación y nerviosismo. La gente cuchicheaba de manera ansiosa (sobre todo el sector femenino de la sala, que era mayoritario). Luego hubo risas a carcajadas, comentarios en alto y hasta aplausos.

Fidelidad al libro.

En este sentido han apostado sobre seguro siendo fieles al libro. Así que los seguidores de la trilogía no se habrán sentido defraudados. Si acaso algún personaje, como el amigo fotógrafo de Anastasia, queda desdibujado. Pero en general han respetado bastante la obra de E.L. James. Y creo que es un acierto, porque si una novela ha sido la más vendida de la historia con más de 100 millones de ejemplares, será porque la historia funciona.

Duración

Son 124 minutos y en este aspecto tampoco se le ha ido la mano a Sam Taylor Wood, la directora. Secuencias cortas, con bastante ritmo y la verdad es que cuando empiezas a pensar cuánto lleva, se acaba.

La banda sonora

Tampoco han arriesgado, ya que han elegido valores seguros en este tipo de pelis para todos los públicos: Annie Lennox, Beyoncé e incluso, The Rolling Stones o Frank Sinatra. Aunque aquí sí les han criticado que los gustos musicales que tenía Anastasia en el libro eran muy diferentes a las canciones que se han escogido para la banda sonora.

Así que después de estas 5 razones, vosotros elegís si vais al cine a verla, preferís descargarosla o pasáis de las aventuras del señor Grey.

EL TSUNAMI DANI ROVIRA

Dani Rovira es el personaje de moda. Y no porque haya criticado estos días a Telecinco, que también.  Fundamentalmente por su papel en “Ocho apellidos vascos” esa comedia, que no se sabe muy bien por qué, ha roto moldes (aquí el post que dediqué a la película ). Y es que este humorista ha pasado de ser prácticamente un desconocido para el gran público, a estar en boca de todos. Gracias a la popularidad que ha alcanzado, ha sido capaz de reflotar una serie como “B y B”, que llevaba una trayectoria paupérrima. De hecho programaron un capítulo  especial dedicado al personaje de becario que representa Rovira para ganar audiencia.  Y “tachán”, la serie se ha consolidado y hace poco se supo que renovaba por un segunda temporada.

DANI ROVIRA "B Y B"

Dani Rovira en la serie “B y B”

Siempre ha tenido su público entre los aficionados a los monólogos. De hecho tiene varios en youtube con miles de visualizaciones. Uno es éste,  que la mayoría de sus fans califican como el mejor.


En otro tipo de programas, sin embargo,  le perseguía la mala suerte: en 2011 era colaborador en “No le digas a mamá que trabajo en la tele” de Cuatro. Y lo cancelaron por bajos índices de audiencia. En  2012 empezó  a presentar “Alguien tenía que decirlo” en La Sexta. Y no pasó de los 15 programas. Se estaba convirtiendo en alguien casi tan gafe como  Carolina Ferré. Programa para el que le contrataban, programa que quitaban.

DANI ROVIRA NO LE DIGAS

Dani Rovira en “No le digas a mamá que trabajo en la tele”

Y han girado las tornas. Ahora lo que toca lo convierte en oro. Le llaman para entrevistas,  actos benéficos y conferencias. En estos momentos podría trabajar donde quisiese. Pero tendrá que aprender a gestionar el éxito. Algo que no es fácil. Elegir bien los guiones, enfocar su futuro  y, sobre todo, no quemarse. Porque ya se sabe que  todo lo que sube, tarde o temprano, acaba por bajar. Y que la profesión de actor es una carrera de fondo.